Un hasta aquí a Enrique Ponce

 

Quiero compartir con todos un magnifico texto que explica muy bien lo que esta sucediendo o lo que esta haciendo particularmente el Matador Enrique Ponce con nuestra fiesta y sirve como un llamando a que la afición haga valer su derecho, por tener un espectáculo digno y acorde con los que se anuncia y por el cual pagamos.

El texto lo encontré en Sol Y Sombra escrito por @luisCuesta_

 

Es difícil comprender realmente que pasa por la mente de algunos matadores y de sus administraciones en ciertos puntos de sus carreras. Sin embargo haciendo un análisis profundo de su situación actual, podremos comprender el porque se manejan las figuras extranjeras del toreo de esta manera en Mexico.

La culpa no es de ellos realmente, la culpa es de los aficionados y de los taurinos mexicanos, así de fácil y crudo. La culpa es de la afición porque tendríamos que cambiar aquella celebre frase de que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, bueno pues cada pueblo, en donde existe, tiene la fiesta brava que se merece y esta fiesta, mermada, turbia y desigual es la nuestra, al parecer para algunos es la que nos merecemos.

Porque en los últimos años la mayoría de los aficionados hemos permitido que se nos vea la cara en ya no digamos plazas de tercera categoría, si no en plazas de primera categoría, con quizás la única honrosa excepción que sigue siendo la plaza de toros Nuevo Progreso de Guadalajara.

Una prueba para medir el termómetro de la afición mexicana solía ser la plaza que daba y quitaba en sus mejores años ¿Pero que es hoy la Plaza Mexico? Hoy la verdad quita mas de lo que da, pero la culpa no es de la empresa o de las figuras extranjeras, es obviamente culpa de unas autoridades viciadas, serviciales y de todos aquellos que pagan un boleto y guardan silencio, por miedo a manifestarse abiertamente como corresponde al espectáculo cultural mas democrático del mundo.

¿Cuantos toros se devuelven por temporada por protestas del publico en la Plaza Mexico? No llegan ni a cinco por temporada, cuando deberían de ser en algunas ocasiones mucho mayor el numero por los astados impresentables que saltan en los carteles de mayor relumbrón, pero al parecer a nadie le importan esos detalles ya en la capital.

Basados en esa ignorancia, en esa decidía, buena fe (o pendejez si usted quiere) es el arma que las administraciones de las figuras utilizan para poder hacer lo que quieran, porque tampoco es culpa de los empresarios que los contratan, ya que si no se doblan antes sus peticiones, simplemente no vienen y si no vienen algunos coletas, los empresarios no salvan el año.

Los ganaderos también son rehenes de estas practicas porque ya no hablemos del tema de la bravura, que es un problema que afecta actualmente tanto en España como en America. Los ganaderos saben que si crían un toro con trapío, edad, peso y cornamenta los van a tener que lidiar en carteles con toreros modestos, porque los veedores de las figuras simplemente no se van a parar por el rancho.

El ejemplo mas claro de este tema surgió en las ultimas dos semanas iniciando en la pasada feria de Zacatecas, después en la Santa Maria de Queretaro y ayer en la feria de Pachuca, en festejos en los que casualmente participo Enrique Ponce.

Nadie puede negar que Ponce es un triunfador en toda la extensión de la palabra, ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del toreo, vamos, es uno de los grandes de la tauromaquia de todos los tiempos.

Ademas en un sin fin de veces ha proclamado su amor a Mexico como ni siquiera Jorge Negrete y Armando Soto Lamarina alias “El Chicote” lo hicieron en aquella famosísima película “Jalisco Canta en Sevilla” aunque de seguir así las cosas tendríamos que escribir un guión que se llame “Valencia llora en Pachuca”…. y próximamente será en toda la República Mexicana” porque la afición en provincia ya no se esta tragando el cuento chino.

Nadie podría pensar que el amor de Ponce por Mexico es falso, pero porque si tanto quiere a nuestro país, viene a tomarle el pelo a nuestra afición lidiando toros anovillados, de poca o nula cornamenta, cometiendo toda clase de anomalías en los sorteos y desplazandose en el ruedo y en los despachos con una prepotencia y arrogancia que no entendemos de alguien que nos quiere tanto.

Ponce conoce nuestra geografía taurina, sabe sus pros y sus contras, sabe como pocos lo necesitada que esta la misma de seriedad, de figuras del toreo, por eso no entiendo su falta de interés, sabedor del daño que le produce a los diestros mexicanos al salir a matar esos encierros impresentables.

¿Quien va a ser el guapo que le diga a Ponce aquí las cosas no se van hacer como el quiere? Como le sucedió hace algunos años a Jose Miguel Arroyo “Joselito” en su presentación en Mexico, en la feria de Aguascalientes con David Silveti.

Tristemente en estos tiempos parece que no hay un torero mexicano que de verdad quiera reivindicar la fiesta en el país, algunas de las jóvenes promesas también son apoderados por administraciones extranjeras que siguen viendo a nuestro país como su patio de recreo y de pretemporada, ademas de su caja chica.

Ante todas estás adversidades le toca este invierno a la afición que paga su boleto, exigir o callar ante lo que va a acontecer en los ruedos de nuestras plazas, porque al guardar silencio y aplaudir faenas a toros sin trapío, por mas bellas que sean, estamos siendo testigos de una fiesta incompleta y corrupta.

Que lejos estamos todavía de aquella fiesta integra que deseamos todos, pero que no queremos solo como un sueño utópico, si no como una realidad ¿Se vale soñar?

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

2 Comments

  1. Viene a mi mente aquel festejo de aniversario de la plaza México del 2010 cuando Sebastian Castella se nego a salir al ruedo excusado en la gran cantidad de cojines que había sobre el ruedo, al final de la corrida menciono lo siguiente: “…creo que se tiene que respetar a todos los que entramos a un ruedo…” y a colación de la nota del día ¿Quien respeta a los que estamos fuera del ruedo? No hay que olvidar que el encierro que esa tarde no quiso torear Castella salió a la plaza una semana después y vaya que había diferencia en el trapio de los astados.

    Creo que los aficionados debemos ser capaces de ponernos de acuerdo en lo que queremos que sea el toro mexicano, es cierto que queremos toros con más trapio pero también es verdad que no queremos convertirnos en un público torista como el español, a los mexicanos nos gusta un toro que imponga pero que también deje estar al torero, que sea participe de faenas largas y series de hasta 12 muletazos.

    En un momento en el que la fiesta tiene muchos detractores todos los taurinos fuera y dentro del ruedo deberiamos aportar lo mejor de nosotros al mundo del toro, por mi parte, creo firmemente en la camada actual de toreros mexicanos y espero con ilusión que sean estos quienes se impongan a las figuras del extranjero, no es que sea xenofobo pero a mi no se me olvida que “El Cejas” fue a Europa a torear Palhas, tampoco olvido que “El Zotoluco” siendo máxima figura del toreo mexicano lidió durante tres temporadas toda la camada de Miuras, en fin… Si nuestros toreros van al extranjero a matar encierros que nadie quiere torear creo que lo menos que deberiamos hacer como aficionados es exigir que todo aquel que venga a nuesro país no pisotee nuestra fiesta.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.