El regalo de navidad, llegó a La México

20121224-140042.jpg

En vísperas de la navidad se anunciaba el décimo cartel de la temporada grande, el cual no era el mejor rematado de los anunciados con antelación por la empresa pero que podría dar alguna sorpresa. Durante la semana no se vaticinaba nada bueno pues la ganadería que en un principio había sido anunciada finalmente tendría que ser remplazada por Toros de Carranco, los cuales salvo el primero de la tarde bien presentado, el resto no tenía las hechuras para presentarse en la plaza más importante de nuestro país, lo cual siempre dificulta la actuación de los matadores que en esta ocasión eran el torero mexicano Alfredo Gutiérrez, una de las promesas españolas Eduardo Gallo y el tlaxcalteca Angelino de Arriaga. En los seis toros de la lidia ordinaria ninguno tuvo suerte ante la carencia de cualidades del astado, salvo breves pasajes que no supieron redondear para poder triunfar en el coso de Insurgentes.

Pero la sorpresa llegó, en primera instancia Angelino de Arriaga regalaba un toro más a la tarde, lo cual después de lo vivido con toros de regalo por lo menos esta temporada, existía una especie de campaña entre los taurinos para que ya no hubiera más toros de regalo. Pero finalmente el reglamento lo permite y después de ver tan pobre encierro el aficionado que paga un boleto por ver un espectáculo taurino bien presentado se encuentra habido de ver algo mejor.

Y vaya que desde que salió por toriles el séptimo en turno dio una grata impresión, de nombre “Revolucionario” de la ganadería de Jorge María, contaba con grandes características como: bravura, trapío, nobleza, fijeza, recorrido. La suerte estaba echada y todo dependía de que Angelino de Arriaga pudiera hacer las cosas bien para consagrarse con un toro que le iba a permitir triunfar en la plaza más grande del mundo y dar la gran sorpresa. Desafortunadamente el torero no supo que hacer con el toro que era tan bueno que no se dio el tiempo para orquestar una faena cerebral, le faltaron argumentos al torero, ese toro seguramente como pensaba todo el tendido era para rabo pero el toreo se fue desdibujando dramáticamente, pero otra sorpresa se dio en la tarde la gente se eclipso con el toro, probablemente después de ver seis toros faltos de todas las características que este último reunía empezaron a solicitar el indulto del toro, lo cual parecía un poco exagerado pero que hizo dudar al juez que después de consultarlo con su asesor y con el callejón decidió complacer al tendido otorgándole el indulto al toro.

Siempre será plausible y emocionante ver regresar a toriles a un guerrero que dio todo para salvar su vida, el indulto se gana en el ruedo y “Revolucionario” mostró clase y ganas de regresar a su querencia, él es el menos culpable de la controversia que se haya desatado por su indulto pues para muchos taurinos era un toro para triunfar, para cortarle el rabo pero ante las circunstancias el regalo de navidad llegó a La México para él, indultándolo y regresándolo al campo bravo para seguir procreando con su misma clase y características.

Simple y desgraciadamente para la fiesta “Revolucionario” fue un toro al que le faltó torero… ¡Feliz Noche Buena! y ¡Feliz Navidad!

Oscar Torres.

@oscart_azul

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.