Sueños frustrados

Siempre me ha gustado el Fútbol, es un deporte maravilloso, yo viví en el sur de la Ciudad de México, comencé  a jugar en la primaria, tenía aptitudes y actitudes de un profesional, desde pequeño mis padres me educaron con disciplina, me inculcaron que para ser futbolista había que parecerlo, yo así fui, a los 10 años de edad  me inscribieron en la Escuela de Fútbol del América, ahí estuve varios años y en varias categorías, en ese grandioso equipo tuve la oportunidad de jugar a buen nivel cuándo participé en fuerzas básicas.

Cuándo me hicieron la invitación, estaba muy nervioso, no pude dormir, era la oportunidad de poder ser  parte como jugador profesional del equipo de mis amores, sí, el América; en la escuelita del Club, entrenaba solo los jueves, una prima, “La Nena” era la encargada de llevarme a los entrenamientos, en un carro de color anaranjado, era un Rally MX, a ella  le encanta el fútbol, mis padres trabajaban todo el día, ella platicaba con las mamás de mis compañeros, los profesores Yerena y Pedro Vega se encargaban de los jóvenes de la categoría 1973 o décima categoría, la cita era un lunes, me dieron la instrucción de ir vestido de blanco, para que nos identificaran, pues éramos los jugadores a prueba.

El día previo a la prueba, mi padre iba a estar conmigo, lamentablemente en el trayecto a casa, tuvo un accidente de tránsito en el periférico, el coche pegó con el muro de contención y rebotó de un lado a otro, ese día llevaba el Rally anaranjado, llegó tarde a casa muy espantado y no me pudo llevar, ahí las cosas ya iban mal, La Nena me llevó a la plática pero llegué tarde, fue el primer regaño por parte del entrenador, le expliqué la situación y lo comprendió, ahí aprendí que si quieres ser profesional debes dejar todo por el fútbol.

Recuerdo que el Profe. Carlos Reinoso era el Director Técnico del primer equipo, su hijo José Antonio, estaba también vestido de blanco, la prueba era de un mes, entrenando todos los días, era el año de 1987, yo tenía 14 años, era un adolescente con muchas ganas de ser un profesional, las pruebas eran muy pesadas, el ambiente era de competencia, ahí estaban compañeros de equipos de la escuelita, a los que ya habían llamado a entrenar con anterioridad, recuerdo a Raúl Rodrigo Lara, Germán Villa, Isaac Terrazas, Marco Antonio Sánchez Yacuta, Francisco Javier Sánchez, Álvaro Verde, Daniel, Salvador Zerecero, Julián Pérez Sosa, Topi Flores, Alex Pérez Valdivia, etc, éramos muchachos con un solo objetivo, jugar en el primer equipo.

Algunos de ellos tuvieron una carrera maravillosa en el Club, lamentablemente otros no pudimos por causas ajenas a nosotros, yo tuve una lesión en la pierna derecha, el Dr. Me dijo que el hueso me estaba creciendo más rápido que el músculo y me inyectaron en tres ocasiones, si a la cuarta inyección no reaccionaba, me ponían yeso desde la ingle hasta el tobillo, me espanté muchísimo, estaba muy enojado, la lesión no fue provocada jugando, recuerdo haber estado en el cine, y cuándo me quise parar, no podía flexionar la pierna, la sentía trabada, no me pusieron el yeso, no estaba al 100 %,en los entrenamientos nos preguntaron que ¿Qué queríamos en la vida? ¿Debutar en América o irse a otro equipo?

A los 14 años tenía que dejar la escuela porque los entrenamientos eran por la mañana y por la tarde, para ser jugador profesional tienes que dejar todo, es necesario tener una buena orientación pues a un adolescente le es difícil tomar una decisión tan comprometedora, yo ya la había tomado quería debutar en el equipo de Coapa, pero la pierna no me dejaba, no podía entrenar al máximo, tenía miedo de una lesión más grave, es la primera vez que escribo de esto.

Debo confesar que me duele y mucho, el truncar un sueño te frustra y si no tienes el apoyo te frustra mucho más. Después de mi fracaso, me dediqué a estudiar, terminé la preparatoria, la universidad y ahora me dedico a Logística y Transporte, tengo mi propia empresa, Dür Cárrego, me gusta el Comercio Internacional, también soy redactor de notas y columnas deportivas en varias páginas de internet, tengo 39 años, soy feliz, el fútbol es mi pasión, quiero ser Periodista Deportivo, quiero estudiar la carrera de Periodismo Deportivo, nunca es tarde para alcanzar tus sueños.

Bendito sea el fútbol, me ha enseñado que a pesar de los pesares, puedes lograr lo que te propongas, nunca renunciar a tus sueños y buscar apoyos y oportunidades hasta debajo de las piedras, siempre hay que preparase para triunfar en la viva, nunca es tarde y si quieres, puedes.

Arriba el América, Arriba el Fútbol, viva la familia¡¡¡

Sígueme en Twitter:@danigonzalezp

Daniel González Peña

durcarrego@gmail.com

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.