Goles, festejos y clavados

Hemos visto distintos maneras de festejar un gol en el fútbol mundial, para comenzar veamos lo que es un Gol: En el fútbol, un gol se marca después de que una pelota cruce completamente la línea de meta, dentro de una portería, es decir, entre los postes laterales y el travesaño.

El anotar un gol, es una de las mayores alegrías que existen en el fútbol, es el máximo premio al esfuerzo y gracias a ello, puedes ganar o perder el juego, de ahí se desborda la intensidad en los festejos que hacen los jugadores.

Algunos festejos son de manera curiosa, ya sea bailando, saltando, haciendo piruetas, llaves de lucha libre, fingiendo ser un perro y hacer pipí, también hemos visto inhalando la línea de meta como si fuera cocaína, o acostado en la playa, con besos, apapachos en las partes nobles, o boleando el zapato, poniéndose una máscara de luchador, con coreografía del último éxito musical, y hasta con disparos de arma de fuego al compañero que hace el gusano, también lo hacen quitándose la camiseta, en fin los festejos al anotar el gol son interminables.

Para los que hemos practicado tan bello deporte y hemos tenido la oportunidad de anotar el gol, el festejo es muy importante y muchas veces lo haces sin pensar, en mi punto de vista deben permitir cualquier tipo de festejo mientras no sea ofensivo para que los espectadores no sigan el ejemplo de los malos festejos.

Esta semana en el fútbol mexicano, en la muy mentada Liga MX, se dio un festejo del jugador ecuatoriano Fidel Martínez del equipo Xolos de Tijuana, al gol de su compañero Riascos y el primero hizo como si disparara  con un arma de fuego a su compañero, este tipo de festejos no deberían aparecer el cualquier fútbol del planeta, se ha manejado en los medios de comunicación si se debe imponer un castigo al jugador ecuatoriano, me parece que sí, pero también estoy de acuerdo que el jugador es libre de festejar un gol de la manera que se le ocurra, siempre y cuándo no ofenda a nadie.

Por otro lado hay jugadores que tratan de engañar al nazareno sobre todo en jugadas dentro del área rival, como lo  vimos con el internacional uruguayo Luis Suarez en el partido de Liverpool ante el Stoke, de la Liga Premier de Inglaterra. Aunque a veces si hay un resbalón involuntario.

En mi opinión creo que este tipo de comportamientos deben ser castigados con la tarjeta amarilla y de manera económica, pero no deben de expulsarlo del juego por el festejo, hay que tomar en cuenta que los colegiados permiten otro tipo de entradas por ejemplo en Europa, a diferencia de el continente americano dónde creo que los jugadores tratan de engañar al árbitro de manera más seguida, en Europa si hay una jugada dónde se disputa el balón, ambos jugadores se levantan y siguen la jugada y en México vemos que apenas tocan la pierna de un jugador y se cae como si lo hubiesen fracturado, me parece que este tipo de actitud debe cambiar en los jugadores y confirmar que es un juego de hombres, que son profesionales y que no deben engañar al público presente y al árbitro.

El fútbol es un espectáculo y los aficionados queremos ver anotaciones de nuestro equipo para poder festejar y olvidarse por 90 minutos de los problemas que nos aquejan, es por eso que se valen los buenos goles, se valen los festejos pero lo que no se vale son los clavados.

Sígueme en Twitter: @danigonzalezp

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On