Agorero del desastre Azul

20121119-114831.jpg

Al inicio del torneo actual, escribí que no me inspiraba mucha confianza el nuevo armado del equipo de La Noria con un entrenador que si bien en Pumas tuvo destello, no garantizaba algo nuevo en el Cruz Azul.

La incorporación de Pavone me dejaba muchas dudas y la salida de Tito Villa dejaba huecos importantes.

Y auguré, dudo que en este torneo, el Cruz Azul dè la sorpresa y logre por fin el anhelado campeonato.

No me equivoqué.

Memo Vázquez demostró que a la hora buena se apanica y no sabe que hacer.

Salió a defender su raquítica ventaja lograda en el partido de ida y en el pecado llevó la penitencia.

Mariano Pavone se hizo expulsar, el Chaco falló penales y no estuvo acertado.

Verlo pelear al final del partido con Torrado es la muestra inequívoca de que al Azul hay algo más que no lo deja crecer.

Sus jugadores se espantan con nada, y a la hora buena se rajan, como Perea que, siempre certero durante el torneo regular, en el partido de vuelta cometió errores que significaron goles.

Aquino, como siempre, una máquina embalada que, sin embargo, no puede con la carga total del equipo.

Omar Bravo y Maranhao, Vela, Orozco, Flores, Castro: intermitentes.

Nuevamente la infamia de hacer soñar a la afición con el anhelado campeonato para que a las primeras de cambio le den con la puerta en las narices y los conviertan, nuevamente, en el blanco de las burlas de muchos villamelones que se mofan sin siquiera mirar el patético andar de sus equipos a los que son aficionados (Aquí en Puebla se burlan de lo lindo porque ni siquiera tienen los arrestos para opinar de la porquería de escuadra camotera que tienen).

Nuevamente las voces de los aficionados se alzan en contra de la directiva, de Billy Alvarez y Alberto Quintano. Claman la llegada a puestos directivos de ex jugadores emblemáticos como Hermosillo (No es garantía de nada porque ahí está el ejemplo de Aspe en los Pumas, aunque por el otro lado tenemos el ejemplo positivo de Pelaez en América).

Es hora de darle una vuelta completa a la plantilla,c onservar una base, la columna vertebral que se vio bien: Corona, Perea, Chaco, Pavone; y rodearlos de jugadores con agallas y no con cartuchos quemados ni con eternas promesas.

Una vez, como los hombres que se precian de serlo, a andar con la cabeza en alto, aguantando estoìcamente las mofas de los demás para celebrar nuestras quince primaveras sin trofeo.

Pero, me cae, ya no aguantamos más….

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.