Corre y pierde kilos

20130103-132848.jpg

Para quemar grasa al máximo, la clave es que el cuerpo no se acostumbre al mismo entrenamiento. Un error habitual es hacer siempre lo mismo: la misma distancia, el mismo recorrido y al mismo ritmo.

Cuando ya llevas más de un mes y medio corriendo al menos tres veces a la semana, puedes empezar a jugar con los ritmos. Lo ideal es alternar entrenamientos largos y lentos con otros más vivos y cortos o que incluyan cambios de ritmo.

Con los primeros se quema grasa, recuerda que esto sucede a ritmos suaves y al pasar de los 35 minutos de carrera. Pero el cuerpo que se adapta a todo, cuando recibe el mismo entrenamiento consume menos calorías, por eso es necesario realizar otros más vivos y cortos. Estos queman muchas más calorías, por lo que perderás más peso.

Para lograr esto es mejor entrenar cuando mucho tres días, ya que es un error, esclavizarte a correr todos los días. Lo único que lograremos
proporcionar es agotamiento prematuro y lesiones; Por eso es mejor correr lo justo y añadir más volumen de entrenamiento con un cuarto día de caminar, bicicleta, natación o patines. Estarás mejorando tu condición cardiovascular y quemando calorías extra pero sin sobrecargar tendones ni articulaciones.

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid.
Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Author: Oscar Hernandez

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid. Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.