Webber no quiere ser el segundón de Red Bull otro año más

En la Fórmula 1, los integrantes de las caravanas de las distintas escudarías pasan más tiempo con sus compañeros de trabajo que con sus propias familias, sólo son dos meses de vacaciones al año, un en el verano y otro en el invierno, el resto del tiempo viajan a las sedes de los equipos o de plano de un lado del mundo al otro.

Quizá por ello, Mark Webber compara su relación con Sebastián Vettel con un matrimonio. “Hemos tenido altibajos, probablemente como cualquier relación o matrimonio. Algunas veces está genial, y otras veces uno necesita trabajarlo un poco más. Obviamente nos tenemos respeto el uno al otro. Los compañeros de equipo siempre tienen una relación irritable”.

Aunque claro, su relación es de competidores directos, por lo que las comparaciones son inevitables; esto deja muy mal parado al australiano porque el alemán que tiene enfrente lo ha dominado desde 2009 cuando el joven, en ese entonces de 22 años de edad y ahora, el desequilibrio de fuerzas es más evidente tras la consecución de tres campeonatos mundiales consecutivos por parte del de Heppenheim.

El piloto australiano, que formaba parte de la escuadra desde los tiempos Jaguar, regresó en el 2007 con la esperanza de ser visitante frecuente en lo podios, pero el proceso de formación de la escuadra austriaca no cimentó ante el dominio de Ferrari, McLaren y los Sauber BMW. No fue hasta el cambio de la normativa en 2009, año en que los monoplazas tomaron la configuración actual, que pudieron acceder a los primeros planos. Pero fue Vettel y no él quien lideró el proyecto.

Este año, parecía ser el de Webber, sus resultados hasta Silverstone eran mejores que los de su compañero, hasta que aseguro su contrato para la temporada 2013 y no dio más. Aun así  se congratula a sí mismo por su mejora esta temporada recién terminada. “Nuestro ritmo de calificación este año ha estado un paso muy por delante, pero no nuestro rendimiento los domingos”.

Pero Mark Webber, consciente de su inferioridad no se resigna como Felipe Massa, afirma que no ha “ido a los Grandes Premios pensando que tenía que jugar un papel de equipo como tal. Estoy aquí por mí mismo, para lograr los mejores resultados posibles y para hacer lo que necesito para ser parte del equipo”. Lo cual fue evidente el pasado Gran Premio de Brasil, donde le disputó en más de un ocasión la plaza a Vettel poniendo en riesgo la coronación de su coequipero.

El de Queansbeyan defiende su feroz competitividad  alegando que “siempre que uno tiene algo que ofrecer, se continúa. Si me rindiera, o si cualquier piloto se rindiera y dijera: ‘no puedo ganar el campeonato’, entonces sólo tendríamos a dos o tres pilotos en la parrilla”.

Ya con 36 años de edad, el piloto sabe que está en el ocaso de su carrera bajo la sombra del tricampeón vigente, sin embargo se resigna a asumir el rol de escudero por lo que advierte a todo el mundo sus intenciones para el 2013: “no estoy aquí pensando en un papel secundario en lo absoluto”.

@Herr_FER

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.