Michael Schumacher ama la F1 pero más a su familia

20121127-193811.jpg

Schumacher fue uno de los protagonistas del pasado fin de semana, su segundo y definitivo retiro de la categoría todas la miradas se posaron sobre lo que sería la última carrera del dueño de casi todos los récord. Tristemente no para verlo sumar un triunfo, una vuelta rápida o una pole, sino para despedirlo de la manera más digna posible en su calidad de heptacampeón de Fórmula 1.

La lluvia una vez más, como en muchas otras ocasiones incluidas Canadá, Spa o Corea del año pasado, fue su aliada para ofrecerle a sus seguidores un resultado superior a los que puede dar el W03 pero muy por debajo de lo que el propio piloto desearía. En Interlagos, la carrera “alocada” que esperaba Alonso benefició al de Kerpen, ya que se alzó en su despedida con la séptima plaza, un lugar en puntos que no alcanzaba desde que fue sexto en Monza. Además, los seis puntos sumados en Brasil le significaron avanzar dos casilleros en la clasificación para superar a Maldonado y di Resta.

Navegar en la incertidumbre del medio campo no era lo que Schumacher esperaba, pero eso fue lo que le tocó vivir, ser frecuentemente superada por los equipos punteros incluso por los Toro Rosso, también sufrió de múltiples abandonos provocados por inconvenientes de su auto aunque hubo otros, como en Barcelona de este año y en Singapur de este año y el pasado en los que sin mayor explicación embistió al monoplaza que le precedía.

Muchos errores que pretendieron corregir con la inclusión de un segundo ingeniero de carrera para él, pero la restructuración fue más profunda, Bob Bell, Aldo Costa y Ross Brawn vieron la inclusión de Nikki Lauda y aparentemente presionaron la salida de Schumacher a favor de traer uno de los pilotos más rápidos de la Fórmula 1: Lewis Hamilton.

Pero su adiós de la Fórmula 1, sólo quiere decir que ya no estará tras el volante, porque sus actividades seguirán relacionadas con este deporte. Schumacher no tiene planes concretos para su futuro, tiene “buenas ideas y buenas opciones”. “Estoy bastante seguro de que mi agenda se llenará fácilmente” quiere seguir trabajando para la casa de Stuttgart. “Obviamente hablaré con Mercedes para ver qué vamos a hacer juntos”, declara el alemán.

Schumacher ya está más allá del bien y del mal, su reputación y sus logros hablan de uno de los más grandes de todos los tiempo, y sus números lo colocan como la referencia del deporte; cuando alguien ha dejado esta marca en sus especialidad ya no tiene absolutamente nada que demostrar o por lo que tenga que arrepentirse o defenderse. Es por eso que aunque seguirá trabajando, la familia será su prioridad. “Obviamente tengo socios, he estado trabajando con ellos durante la Fórmula 1, y seguiré trabajando con ellos después. Mucho más tiempo lo dedicaré a la familia, y si hay más tiempo de sobra después, ya lo veremos…”.

Afortunado él.

@Herr_FER

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.