La apuesta fallida de Kovalainen

20130114-124327.jpg

El finlandés llegó a la Fórmula 1 en el mismo año que Lewis Hamilton, su victoria en la Carrera de los Campeones le se perfilaba como la futura estrella de la categoría. Llegaba a Renault, formación ganadora los dos años anteriores, había vencido a Schumacher y a Loeb y su vínculo con Flavio Briatore le postulaba como una promesa, pero su historia distó mucho de ello. Hamilton devoró todos los novatos y por su fuera poco, los de Enstone no eran lo mismo sin Alonso.

En esta primera etapa decepcionó, pero al ser su primer año cabía la esperanza de mejora, por lo cual, McLaren le contrató al año siguiente en sustitución de Alonso como compañero de Hamilton. Sus resultados tampoco estuvieron a la altura, sólo una victoria, cuatro podios, una pole y dos vueltas rápidas en dos años no es lo esperado para alguien que conduce para Woking, así que fue despedido. Cabe señalar que 2009 fue su peor año, pero tampoco fue muy bueno para McLaren.

Esto fue entendido por Lotus, una escudería recién llegada a la parrilla, por lo que contrata al finlandés como referencia por su experiencia y velocidad. Justamente este segundo atributo es el que destaca en esta última etapa de su carrera. Ya luce asentado y como el líder dentro de estas escuderías menores. Del 2010 al 2012 se consolida como el mejor en clasificación y como quien más puntos suma en el mundial de pilotos.

Es por estas actuaciones que el piloto comienza a figurar como una opción real para ocupar un lugar en los equipos de la punta. Red Bull, McLaren y Ferrari sonaron como una posibilidad. Webber y su ritmo flojo le abrieron la oportunidad, la inestabilidad de Hamilton hizo lo mismo en McLaren y su carta más fuerte fue Ferrari, pues cabe recordar que el lugar de Massa era el plato principal de la silly season.

Pero su historial reciente no ha sido suficiente para llevarle a la cima, ni siquiera para asegurarle su lugar en Caterham. El ex de Renault y McLaren se muestra contrariado en una entrevista para Autosport, “Me ha sorprendido un poco. Pensaba que después de la última temporada y del último par de años estaría en una posición mejor en el mercado”. Aspiraba a formar parte de un equipo más fuerte, pero ahora debe luchar contra Guido van der Garde o Vitaly Petrov por seguir en la Fórmula 1.

La pendiente la tiene muy empinada, pues los que toman la decisión son los mismos que depusieron a Jarno Trulli a favor de Vitaly Petrov, es más Mike Gascoyne, director técnico de Caterham, aseguró que la meta del equipo es ser “sostenible a largo plazo”. “Eso quizá signifique que tengamos que tener a pilotos de pago, o lo que sea. Así es el juego, pero de lo que nos queremos asegurar es de que Caterham esté en la parrilla de aquí 20 años”.

Así, es posiblemente, Kovalainen pague caro el precio de sus aspiraciones fallidas, el mismo Gascoyne, señala la ansiedad de su piloto por irse a un equipo top es el motivo principal por el cual se quedaría fuera de Caterham. “Heikki es un piloto muy talentoso, pero el último año, sus representantes no le manejaron muy bien, así que Heikki no se hizo un gran favor”.

@Herr_FER

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid.
Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Author: Oscar Hernandez

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid. Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.