Infiltrado

Que yo sepa, el caso del piloto, Eduardo Goeters, es el primero en su tipo, lamentablemente.
Hemos visto los esfuerzos de las autoridades sanitarias del deporte en todo el mundo por frenar el consumo de sustancias que brinden alguna ventaja a los deportistas en sus diferentes disciplinas.

Sanciones regulares o exageradas como multas económicas, retiro de medallas, títulos, récords y el descrédito público.

Algunos otros casos en los que la justicia ha echado el guante a deportistas por estar vinculados a delitos del fuero común, también se han visto en diferentes disciplinas.
Pero que los máximos cuerpos judiciales detengan a un deportista en medio de una competición, con un gran operativo de seguridad, por tener vínculos con el narcotráfico, es nuevo.

El piloto mexicano de fue detenido justo cuando terminaba su circuito de entrenamiento de la copa telcel, en el autódromo de los Hemanos Abed, en Puebla; frente a todos los participantes, equipos, público, medios de comunicación, vergonzoso.

Goeters proviene de una familia amante del deporte de la velocidad, que ha brillado en los circuitos mexicanos y este hecho deja sin duda una mácula en su palmarés.
Lamentable que en el deporte mexicano se den estos casos, ojalá por el bien todos, se deslinden responsabilidades cuanto antes y se pueda borrar esa mácula.

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.