Hagamos aficionados responsables

20121201-182517.jpg

La carrera de Alonso, no es muy diferente a la de muchas otras figuras que han alcanzado los más altos peldaños de la Fórmula 1, desde la primera oportunidad que tuvo tras el volante llamó la atención de Ferrari, firmó para Minardi en 2001 y un año más tarde fue a Renault, escudería en la que en 2003 ganó su primer Gran Premio. Su carrera continuó en ascenso, en 2005 y 2006 se hizo de la corona. De ser un joven prospecto se convirtió en la referencia nacional de un deporte.

Ahora que Fernando está en Ferrari, el efecto se magnifica, ya que si antes, la afición se dividía entre el impersonal Ferrari y todas las demás, ahora es Alonso contra el mundo. Una segmentación basada en que los aficionados llegados a la Fórmula 1 se aferran a lo que conoce: Alonso.

Los espectadores aman ver sujetos ganadores, Alonso es la figura del deporte en su país, nación, en la que múltiples foros relacionados al deporte, afirman que las audiencias decaerán cuando el de Asturias se retire. En esos mismos espacios, los comentarios son duramente contestados, como si fuera un asunto ´personal y se tocasen asuntos muy personales. Lo bueno es que en contraparte, hay muchos seguidores responsables que moderan sus cometarios, no responden a las provocaciones y aportan muchos de sus conocimientos, que va, en algunos casos, abarcan varias décadas.

El centro de toda este fenómeno entre los seguidores de la Fórmula 1 recaen en la cultura ibérica, conjunto de ideales que permean a su vez a los mexicanos. Esta vertiente ideológica en la que el individuo promedio adora y se teme al poder es una constante en los medios, quienes siguen con recelo los logros de los atletas olímpicos, las victorias de la selección nacional, el marcaje personal a Lorena Ochoa o Javier Hernández. El siguiente en esta lista ojalá sea Sergio Pérez.

La Fórmula 1 en México es un deporte extraño ante el dominio del fútbol; despertar muy temprano para ver unos carros dar vueltas es de locos. La falta de difusión tampoco ayuda a la compresión del serial, que hace más de diez años era transmitida en horario real y poco después se mudó a las 11 de la noche para posteriormente ya sólo ser emitida por una cadena televisiva. Con la llegada de Pérez todo cambió.

Afortunadamente, Pérez logró destellos de campeón que fueron cubiertos por la mayoría de los medios, su anunció a McLaren fue aún más mediático y tras este anuncio fue criticado fuertemente en cada uno de sus tropiezos, que por una circunstancia u otra ya no pudo corregir en las carreras subsecuentes. Los ingleses tendrían mucho que criticar, la escuadra británica remplaza a un campeón del mundo por una apuesta al futuro. Los seguidores de la categoría en México debemos celebrar esta oportunidad que se le ha brindado a Sergio Pérez.

Sergio Pérez es un completo desconocido entre el grueso de la población, sus fotos en las casetas telefónicas, en anuncios de aceite automotor o hasta de un fijador de cabello son un mensaje que captan sólo algunos.

El volante tapatío el año entrante conducirá el McLaren número 6, tendrá oportunidades reales para luchar por las victorias, y consecuentemente por el campeonato. En caso de darse lo anterior, será un modelo para los jóvenes y una figura mediática de excepción entre los deportistas mexicanos.

La figura de Pérez está en formación, al igual que los posibles futuros seguidores del deporte motor. Es por ello que es tiempo para que los medios de comunicación abran foros con moderadores responsables y comentaristas neutrales que corten de tajo la posibilidad de crear fanatismos extremos que derrochan violencia en sus comentarios.

Sigamos la Fórmula 1, amémosla, pero no la convirtamos en tótem intocable.

@Herr_FER

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.