Los dólares contantes y sonantes amenazan las joyas de la corona de la F1

El deporte motor es un fenómeno global, Nascar y Fórmula 1 son las referencias, pero también en Asia tiene su campeonato Súper  Gran Turismo en el que participan Lexus, Nissan, Honda y Subaru o el Súper V8 australiano. Todos los seriales buscan expandirse comercialmente aunque la “categoría reina” ya llegó al extremo en el que está perdiendo su esencia, viajando a lugares como Corea, India y en circuitos tan aburridos como Valencia o Abu Dabi.Las pista nuevas son aburridas aunque a nivel visual son impresionantes, hermosas tribunas, pistas muy amplias y escenarios de bahías, ciudades o en la mitad del desierto. Todas estas nuevas locaciones dotan de un toque exótico para el seguidor del deporte y de ganancias millonarias por cuestiones comerciales a los dirigentes del negocio. Pero ¿qué pasa cuando los intereses monetarios son superiores a la esencia del deporte?

El Sr. Ecclestone, quién ha hecho del deporte un negocio global y billonario buscando nuevos mercados que tomando la Fórmula 1 como una ventana de proyección mundial están dispuestos a pagar altas tarifas para tomar un lugar en el calendario, por ejemplo, en el año 2009, de acuerdo al artículo Formula One’s new urban economies de los autores Lefebvre, S., & Roult, R. elaborado en 2011, el tradicional Gran Premio de Silverstone pagó 17.25 millones de dólares, el de China 33.25 millones y el más reciente Gran Premio de Corea 45 millones. Y los costos incrementan año tras año. El periódico australiano,  el Herald Sun reveló que el ayuntamiento firmó un contrato que le obliga quinquenal a pagar 31 millones en 2011 que se habrán aumentado en 2015 hasta los 37 millones, alcanzando un total de 170 millones de dólares.

Lo anterior demuestra la forma en que CVC ha incrementado el costo por hospedar un Gran Premio, la receta es fácil, renunciar a las pistas europeas y sus países con graves problemas económicos y tomar rumbo hacia las economías en crecimiento, con  mucho capital pero sin tradición y con pistas que parecen la calca de otra, a fin de cuentas todo tiene el sello Tilke.

Hasta 1988 la Fórmula 1 era una competencia automovilística europea,  sí con miras globales, América del Norte y del Sur son las constante desde el inicio, poco después se integró África todas ellas con una proporción dos de tres a favor del primero, imagino que fue una época muy interesante, grandes pilotos y circuitos, entre los cuales se encuentran Kyalami,  Brands Hatch y claro el circuito Pedro y Ricardo Rodríguez.

En 1993 desaparece la fecha de Sudáfrica pero la integridad europea del deporte continúa aunque ya con una tendencia de las pruebas asiáticas sobre las americanas y australianas. Ya para el 2004, el magnífico circuito de Suzuka, es acompañado por China, Bahrein y Malasia, pistas que se perfilan como el futuro del deporte con instalaciones de primer nivel y nuevos desafíos para los pilotos; eran tiempos prometedores tanto en materia comercial, deportiva y de entretenimiento.

En 2009 el calendario de componía de ocho pruebas europeas por 9 fuera del mismo continente, y para el 2013 la balanza se equilibró en ocho para el Europa y Asia, además de una cita en Australia y otras tres en América, es decir hay 8 por 12.

Desde el punto de vista de los espectadores una temporada con 30 fechas es muy atractivo, pero desde el punto de vista de los presupuestos es irreal, por lo tanto, la eliminación de uno de los Grandes Premios en España aunado a la confirmación de Rusia y Nueva Jersey como sede y la postulación seria de México y Tailandia advienen la eliminación de algunas sedes actuales.

Voy ser algo parcial, obviamente estoy a favor del regreso de la Fórmula 1 a México, aquí hay tradición e interés en el deporte ajeno al posible éxito de Sergio Pérez, además el circuito Hermanos Rodríguez sería un respiro de lo clásico ante lo monótono del trazado de Abu Dabi, Valencia y Singapur, quizá está entre Interlagos y Suzuka.

Fechas como la que se propone en México son valiosas y sí deben ocupar el lugar de fechas como Corea, pero nunca el de Spa o Monza, Silverstone o Nürburgring. Me pregunto para qué quiere tanto dinero la CVC, mejor que tome consciencia de que pertenece a la industria del entretenimiento y lleve el espectáculo a dónde las personas asistimos a los autódromos y vivimos la pasión desde dentro no donde se hace una magnífica infraestructura que es elefante blanco que se usa una vez al año y que sólo hay asistencia a medias el domingo.

@Herr_FER

 

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Author: Alberto Cruz

Socialisté. Pensador en Básico.mx. Humanista. Águila. Esperando que Temo esté dirigiendo la Selección Nacional.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.