El auto de seguridad, el invitado en las mejores carreras

20121206-193007.jpg

Este año fue de emociones fuerte, de carrera imprevisibles en las que ocho pilotos ganaron una prueba, una temporada en la que el mejor piloto y no el mejor auto era capaz de ganar una competencia, en la que la climatología hizo de las suyas para incrementar el espectáculo, pero el común denominador en las mejores carreras del año fue el auto de seguridad. Condición vivida en Malasia, Valencia, Abu Dabi y Brasil.

El Gran Premio malayo fue la primera fecha celebrada en condiciones de lluvia extrema, situación que Alonso aprovechó para lograr su primer triunfo del año de la mano de un Ferrari que distaba muchísimo de la punta. El asturiano asumió el liderato en el giro 16 cuando, tras el despacho y el regreso del auto de seguridad, rebasó a Sergio Pérez.

El primer lugar de Alonso se veía sólido hasta que las pista estaba decididamente seca, porque el mexicano embistió contra el español entre las vueltas 39 y 42 hasta que tras su cambio de llantas la distancia entre él y su predecesor aumenta hasta los siete segundos, brecha que logra cerrar de nuevo hasta que en el giro 50 desafortunadamente le informan por radio “necesitamos los puntos”. Así, el mexicano aparentemente se despista y ya no es capaz de luchar por la punta.

En la carrera destacaron los incidentes de Button y Vettel quienes chocaron contra Karthikeyan. Maldonado se vio obligado a abandonar, dándole a Schumacher sus primeros puntos de la temporada al finalizar décimo.

El Gran Premio de Europa amenazaba con ser una copia de las tradicionales carreras de Vettel, en las que sale en la pole y desde allí es inalcanzable para sus competidores. Por otra parte Alonso partió en la onceava plaza, convertida en octava en sólo la primera vuelta. El gran reto del asturiano fue sobrepasar a Raikkönën, lo cumplió cabalmente y fue el parte aguas hacia la victoria final.

Vettel imperturbable en la punta, se benefició del duelo de Grosjean y Hamilton, donde el francés rebasó al británico. El de Lotus tenía la velocidad para arcar registros similares a los de Vettel pero no para recortarle 20 segundos.

El panorama cambió radicalmente en el giro 20 cuando Vergne embistió a Kovalainen, obligando la salida del auto de seguridad. De los primeros 10, sólo Button, Massa y Pérez ya habían realizado su parada en los garajes, por lo que perdieron sus posiciones porque los otros punteros lo hicieron durante las vueltas neutralizadas.

Al reinició Alonso supera en la curva dos a Grosjean, ya es segundo, poco más tarde, Vettel sufre un fallo en el alternador, heredándole la punta. Schumacher es octavo y con muchos problemas de degradación, así que al cambio de neumáticos cae al onceavo cajón, desde donde inicia una remontada que le lleva al quinto lugar, hasta que Maldonado impacta a Hamilton, ambos abandonan dándole a Schumacher el tercer cajón del podio. Raikkönën completó el podio más memorable de la temporada.

El Gran Premio de Abu Dabi, inició con un Vettel arrancando desde el carril de boxes, situación que pronto revirtió para ser décimo sexto en el primer giro. En la vuelta nueve el auto de seguridad es despachado a consecuencia del contacto entre Karthikeyan y Rosberg. En este periodo, Vettel choca contra letreros en las orillas de la pista lo que aunado a un incidente previo le orilla a una detención en los garajes que le lleva al cajón 19.

Alonso es quinto, pero es momentáneamente presionado por Webber sin lograr mayor beneficio. Hamilton, líder en ese momento abandona, dejando la estafeta en finés de Lutos que cimentó este liderato con una gran arrancada.

Vettel inicia otra remontada que ve su punto álgido cuando adelante a Grosjean por fuera de la pista, por lo que debe regresar la plaza, poco más adelante concreta el rebase, su ascenso lo facilita Webber y Massa, quienes chocan ligeramente pero pierden tiempo suficiente para que Vettel supere a los dos.
En el medio campo destacó Sergio Pérez, el mexicano amaga en una gran maniobra rebasar a Grosjean y a di Resta, pero el mexicano es demasiado agresivo. A consecuencia sale de la pista y al regresar impacta al de Lotus e inevitablemente Webber se impacta contra el auto del francés. Otra vez se neutraliza la carrera, ocasión en la que aparentemente, Alonso podría desafiar a Raikkönën y oportunidad que aprovecha Vettel que es cuarto y justo detrás de Button.

Raikkönën se encamina a su primera victoria bajo la presión de un Alonso que le acecha fuera de la zona de DRS, Vettel rebasa a Button en las vueltas finales para hacerse del tercer cajón del podio.

La última vez que giró el auto de seguridad en esta temporada fue en Interlagos, cede en la que los dos McLaren dominaron las acciones durante todas las sesiones previas a la carrera del domingo. Hamilton y Button salieron en la punta, Alonso pasa pronto al cuarto cajón, pero Vettel pierde el auto y es último desde la vuelta uno.
La lluvia comienza a caer durante las primeras vueltas, razón que hace a Alonso y a Vettel descender plazas en el clasificador, el asturiano gira noveno y el alemán décimo sexto. Button y Hülkenberg giran en la punta porque no cambian sus gomas, bajo estas condiciones el joven alemán supera al de McLaren en la vuelta 19. Los punteros construyen una sólida distancia entre ellos y sus perseguidores. Alonso y Vettel son cuarto y quinto.

El auto de seguridad entra en acción, pero Hülkenberg y Button tiene tiempo para entrar a los pits a montar las gomas duras sin perder sus lugares. Hamilton desde la tercera plaza supera a Button recién iniciada las hostilidades y aprovecha un error de Hülkenberg para hacerse del liderato. Ambos se van hacia adelante hasta que el de Force India impacta al de McLaren. Así los británicos pierden el segundo lugar en el campeonato de constructores ante Ferrari.

Los ingenieros de Vettel erran la estrategia, le montan gomas duras cuando la tendencia era a las intermedias, por lo que tiene que hacer otra detención, cae posiciones pero matemáticamente en ese lugar ya es campeón del mundo. Button ganó la competencia y los dos hombres de Ferrari le acompañaron en el podio.

La aparición del auto de seguridad es un juego de lotería para los participantes y sus estrategias se vuelven testigos presenciales de lo inevitable, pues la suerte hace la diferencia entre ganar mucho o perderlo todo.

@Herr_FER

Compartir...Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

Acerca de 

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid.
Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Author: Oscar Hernandez

Productor de Radio y TV de programas deportivos. Aficionado a los Pumas, Real Madrid. Fan de todo mexicano que se decida a destacar en cualquier disciplina

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.